martes, 29 de septiembre de 2015

Okay?



Llega el Otoño.
Llega para mi la estación mas bonita del año, la estación bipolar por excelencia, en la que llorar, reir, querer, cantar y sonreir, puede hacerse de forma exagerada y puede confundirse con la histeria.

En esta época, soy algo asi como una pequeña figura de hielo, capaz de romperse en cualquier momento, demasiado frágil para chocar contra el suelo, y a la vez demasiado dura como para destrozarla con la propia palma de la mano.

Demasiado vulnerabilidad para una personalidad como la mía, alguien que estudia las situaciones de la vida una y otra vez, que nunca se arriesga a poder hacer algo que la haga sufrir... Por lo que suelo perder mas que ganar, y esta es esa estacion en la que si sufro, al menos he arriesgado y he puesto el alma en conseguir aquello que en las otras tres estaciones no he asumido el peligro y no he cumplido ese papel de cobarde que marca mi vida.

Asi que para mi esta estación, es la de todo vale, nada puede llevarnos a arrepentirnos, y si nos arrepentimos, lo habremos intentado, y para una persona tan peculiar como yo, intentarlo al menos me dejara recuerdos de ese increíble Otoño en el que por coneguir, conseguí hasta ¿ganar?